Catapultas para destruir edificios enemigos

catapulta

Cuando buscas hacer daño a tus rivales de Tribal Wars 2 piensas básicamente en 2 cosas: conquistarles sus pueblos y destruírselos mediante catapultas. Y es que esta unidad de asedio puede destrozar una buena aldea rival, inutilizarla o al menos retrasar su crecimiento y desmoralizar al oponente.

En el análisis básico de unidades no hemos tratado a esta unidad especial, ni tampoco la hemos tenido en cuenta para el sistema básico de combate. Ha sido a propósito porque la maquinaria, aunque relevante, no es útil para las 3 tareas que considero básicas para el inicio del juego como son el saqueo, el ataque y la defensa. Pero a medida que pasan los días y las semanas la cosa no irá solo de desbloquear unidades, edificios y tecnologías, prosperar y expandirte. Pronto descubrirás que los ataques no solo sirven para tratar de saquear, y que en el mapa hay algo más que bárbaros.

La catapulta es un arma de asedio de largo alcance que puede destruir edificios enemigos

Tendrás que enfrentarte a otros jugadores que no hayas podido doblegar mediante diplomacia. Puede ser interesante conquistarles sus pueblos, aunque estas acciones son un tanto limitadas debido a lo caro y tediosa que puede ser la expansión mediante acuñación de monedas y ataques de nobles. Entonces, inutilizar pueblos enemigos puede ser la mejor opción para minarles la moral, impedir que creen tropas al destruirles barracones y granjas, o incluso destruir pueblos enteros por pura diversión. Estas acciones serían imposibles sin catapultas.

Características de las catapultas

No hace falta estudiar mucho para darse cuenta de como las catapultas son unidades más caras y lentas de reclutar construir que la mayoría de unidades de Tribal Wars 2. El requisito para construirlas es tener Barracones nivel 17, y tampoco es nada barato subir este edificio a este nivel. El coste es más pronunciado para la madera y especialmente para la arcilla, lo que hace compensar un poco la gran demanda de hierro que tenemos para ciertas unidades. como espadachines, hachas o caballería ligera.

catapulta características

Coste, provisiones y tiempo de reclutamiento

El coste en provisiones ocupadas también es mayor, así como el tiempo de reclutamiento. Es decir, que las catapultas son unidades caras, que duda cabe. La velocidad de desplazamiento es lógicamente muy lenta, aunque no tanto como la de los nobles. No tienen capacidad para transporte de recursos, ni falta que hace.

El sistema de combate para las catapultas

Las catapultas entrarán en combate justo al final, cuando ya se haya resuelto la batalla entre atacantes y defensores. Si el atacante gana y el defensor es derrotado, entonces las catapultas realizarán su cometido y atacarán al edificio seleccionado a la hora de lanzar el ataque.

No obstante las catapultas pueden verse afectadas antes del combate en sí por los trebuchets del defensor. Si hay trebuchets en defensa, serán los primeros que actúen y lo harán tanto frente a los arietes como a las catas que lleve el atacante. Tantos trebuchets haya, tantas unidades de maquinaria del atacante quedarán inutilizadas.

¿Cuántas catapultas hacen falta para tirar un edificio?

En realidad lo único que importa de las catapultas es que son caras, lentas y que destruyen niveles de edificio según sus puntos de impacto. Cuanto mayor sea el nivel, más puntos de impacto tendrá, pero hay diferencias entre unos edificios y otros, y tecnologías que ofrecen bonificaciones a dichos puntos y los hacen más resistentes. Por tanto harían falta más catapultas para tirarlos.

Pongamos por caso que queremos destruir la granja de un pueblo, algo habitual, o mejor aún para este ejemplo: los barracones que tienen alguna tecnología interesante para este caso.

Para tirar una Iglesia se necesitan 800 catas

Si entras y ves la tabla de coste para barracones verás como en una columna están los puntos de impacto. Así, si pretendes destruir unos barracones nivel 5, necesitarás salir victorioso de un ataque donde lleves al menos 4 catapultas. Claro está, esto no será tan sencillo si por ejemplo te propones destruir una iglesia, que tiene 800 puntos de impacto y por tanto necesitarás 800 catas.

Volviendo al ejemplo de los barracones, si te fijas a nivel 16 desbloquea Techo Reforzado, con lo que se aumenta los puntos de impacto un 50%, protegiendo el edificio frente a un ataque con catapultas. Gracias a esto en vez de 13 se requerirían 20 catapultas.

Por supuesto, no te olvides de acompañar a las catas con tropas. Si no hay unidades bastarán para superar a las murallas, y ya dependiendo de las unidades defensoras deberás más o menos en la barrida.

Recomendaciones

Se que hay mucho amante de las catapultas, y que se deberían hacer en el medio juego y con el server avanzado. Tener al menos varios cientos para colaborar en rounds con la tribu. Sin embargo a nivel personal no me daría mucha prisa por tener catapultas porque hay otras prioridades en el juego como quedó reflejado en los mejores objetivos.

destruir edificios

Puede ser tentador, divertido, intimidatorio y lo que quieras disponer de catas tempranamente. Pero yo lo veo como un retraso porque te frenará en el desarrollo, tendrás menos tropas para saquear o menos tropas en general por no tener más recursos para aumentar tu granja o los barracones. Ya habrá tiempo para nobles y catas.

Eso sí, en el medio juego y cuando las guerras de conquistan estén a la orden del día ya no hay escusa para no invertir siquiera en unas pocas y colaborar en los rounds que se formen en la tribu.

Se pueden hacer catas para lanzar en trenes de catas, algo especialmente peligroso para los defensores que ya no pueden obviar simplemente esquivando el ataque. O al menos para lanzar fakes que confundan al rival, tanto que si van los suficientes incluso no sabrá si va un tren de catas o de nobles.

De todos los objetivos posibles para las catas, el más recomendable tal vez sea la capilla/iglesia, con lo que en la práctica dejarías al oponente sin el bono del 50% por fe para todos los pueblos de esa provincia. Siempre y cuando no tenga más iglesias levantadas, claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *